Rusito pintaba para campeón

RUSITO PINTABA PARA CAMPEÓN MUNDIAL: “MAPIMI” RODRÍGUEZ

Torreón, Coahuila de Zaragoza; a 29 de Junio de 2020.- Jorge “Mapimí” Rodríguez fue el entrenador del boxeador lagunero Alejandro “Rusito” González, quien lamentablemente falleció esta mañana a sus 21 años, a causa de cáncer de ganglios.

“Mapimí” Rodríguez recibió a “Rusito” en su gimnasio desde que tenía siete años, por lo que entrenador y boxeador eran muy allegados.

El entrenador llevó a Alejandro González por varios procesos pasando por las categorías Infantil, Juvenil, Amateur y Profesional, logrando ser multimedallista de oro en Olimpiada Nacional (2014, 2015 y 2016), representando dignamente al estado de Coahuila.

“La verdad me siento muy triste, siento un gran vacío, pero estoy muy orgulloso de todos los logros que hizo “Rusito” como peleador y como persona, pero pues Dios es el que decide todo”, expresó “Mapimí” Rodríguez.

Recordó que desde los siete años que llegó al gimnasio, siempre le vio cosas diferentes de los demás alumnos, como su golpeo, su caminar, su trabajo de cintura; “tenía una estrella, donde se paraba siempre brillaba”, dijo.

Agregó que “Rusito” estuvo en un proceso desde los siete a los 13 años, y que se mantuvo en fogueo en diferentes partes del país. Recordó que cuando llegó a su primera Olimpiada Nacional ganó medalla de oro (2014), esto gracias al trabajo, entrenamiento y talento que tenía el muchacho, “era muy disciplinado para entrenar”, comentó.

Posterior a su proceso de Olimpiada Nacional, en el que fue tricampeón de su categoría (2014 – 2015 – 2016), en 2017 debutó en el profesionalismo, logrando un récord de 16 peleas ganadas, 14 de ellos por KO, y se fue sin conocer la derrota dentro de los cuadriláteros.

A partir de ese momento, Alejandro González fue un fenómeno a nivel nacional por su gran calidad de boxeo, y tenía el sueño de representar a México en Juegos Olímpicos y de ser Campeón Mundial.

“Como muchos niños que empiezan dentro del boxeo, “Rusito” era de bajo recursos, pero tenía las ganas de sobresalir, de ser alguien en la vida para ayudar a su mamá y a su abuelo.

“Yo lo vi con muchas ganas de debutar en el profesionalismo. Debutó contra un peleador muy fuerte al cuál tumbó en el primer round y fue el momento en el que todo mundo le puso atención”, relató el entrenador.

Dijo además que estuvo en todas sus peleas, desde que era amateur hasta profesional; así como en su última batalla contra su enfermedad.

“La verdad este muchacho tenía mucha madera para ser Campeón del Mundo; lo dijeron grandes conocedores de este deporte cuando lo vieron pelear, como el ex campeón mundial Julio César Chávez, y el comentarista Eduardo Lamason.

“Yo siempre creí en él desde que pegó sus primeros golpes en un costal”, mencionó Jorge “Mapimí” Rodríguez.